Mantente informado Suscríbete aquí

¡El Día Internacional de la Mujer debería ser todos los días!

En el último año, con la pandemia de la COVID-19, la presión sobre las mujeres ha aumentado. Ellas están a la cabeza de los servicios médicos y sanitarios y necesitan algo más que aplausos desde los balcones. No sólo prestan los cuidados hasta su propio límite físico, sino también exponiéndose al riesgo de contagio. Apoyamos al movimiento sindical que reclama un trabajo y salarios dignos para este sector. (ver el Nuevo Contrato Social de la ITUC-CSI https://www.ituc-csi.org/DIM2021)

Las mujeres están sometidas a una presión especial con el trabajo del hogar, con el cuidado de la familia, con el cuidado de adultos mayores, ellas están en el centro de su familia, especialmente cuando se trata de familias monoparentales. En tiempos de pandemia la violencia contra las mujeres ha aumentado en todo el mundo y no tiene justificación alguna. Las mujeres migrantes y las mujeres en zonas de guerra están especialmente expuestas.

Condenamos todos los actos de violencia que deben ser perseguidos legalmente sin hacer recaer la carga de las pruebas sobre las mujeres víctimas.

La lucha contra la discriminación y la igualdad de género deben estar en el centro de las políticas públicas progresistas. Estamos orgullosos que en todas partes del mundo cada vez mas partidos y gobiernos progresistas esten dirigidos por mujeres así como diferentes movimientos sociales de resistencia defendiendo derechos humanos, civicos y sociales. En este sentido, pedimos que todos los dias se celebre el Dia Internacional de la Mujer luchando por sus derechos – [email protected]

Conny Reuter, Coordinador Global de la Alianza Progresista

 

Declaración de Bahia Amra de la Iniciativa Nacional Palestina (PNI), copresidente del Grupo de Trabajo de Género de la Alianza Progresista

En el anterior Día Internacional de la Mujer, las mujeres palestinas se preparaban para la propagación de la pandemia del COVID-19. Los primeros casos se confirmaron en Cisjordania y Palestina ha cerrado todas sus fronteras.

El año 2020 ha supuesto un aumento de la presión sobre las familias, siendo las mujeres las que soportan la mayor parte de la carga, a menudo haciendo malabarismos con el trabajo, las tareas domésticas y los quehaceres familiares, que han aumentado debido a la presencia de los hijos y de los maridos en el hogar, y muchas mujeres tienen que enviar a sus hijos a la escuela en casa. Esto ha incrementado el trabajo de los “terceros y cuartos turnos” de las amas de casa y ha añadido una presión innecesaria a la vida familiar, lo que a menudo conduce a un aumento de la violencia de género a nivel local y mundial. Además, como suele ocurrir en tiempos de crisis, la salud de las mujeres ha quedado relegada a un segundo plano, sin ningún apoyo. Para las mujeres palestinas también ha aumentado la presión y el trabajo en favor de sus comunidades; el 70% de los trabajadores sociales y sanitarios son mujeres.

A pesar de los riesgos a los que se enfrentan, muchas mujeres se ofrecieron como voluntarias para apoyar a sus comunidades durante este periodo, demostrando un gran sentido cívico y liderazgo en casa, en el trabajo y en sus comunidades, evitando directamente una mayor escalada de la pandemia. En el espíritu del Día Internacional de la Mujer de este año, titulado “Liderazgo para un futuro equitativo en un mundo bajo COVID-19”, no sólo debemos celebrar y reconocer los logros de todas las mujeres del mundo, sino que también debemos aprovechar este momento de grandes cambios para garantizar que las mujeres de todo el mundo y de Palestina tengan la oportunidad y el apoyo para liderar en todos los niveles de la sociedad.

 

Declaración de Suyen Barahona, Presidenta de Unamos, Nicaragua.