Mantente informado Suscríbete aquí
Resolution

Resolución: contra la persecución política de los líderes de la oposición filipinos y en apoyo de una investigación de la ONU sobre los asesinatos relacionados con las drogas en Filipinas

@ Denniz Futala via pexels.com

Según Human Rights Watch[1], Filipinas está experimentando la peor crisis de derechos humanos de su historia, desde la época de la Ley Marcial. La campaña del presidente contra las drogas ha causado una cantidad abrumadora de asesinatos, estimados por el gobierno en 5.500, mientras que los grupos de derechos humanos afirman que la cifra puede llegar a 27.000, incluyendo las personas asesinadas por vigilantes enmascarados[2].

El desprecio flagrante por los derechos humanos en el país ha propiciado una cultura de impunidad y ha promovido aún más violencia y abusos de los derechos humanos. Se han multiplicado los asesinatos por motivos políticos, de líderes obreros, activistas del medioambiente, periodistas y activistas de derechos humanos, ubicando a Filipinas de forma continua entre los países más peligrosos para personas civiles, periodistas y defensores de los derechos humanos[3].

El 12 de julio de 2019, el Consejo de Derechos Humanos de la ONU aprobó una resolución patrocinada por Islandia, junto con otros 27 países, llamando a la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, a elaborar un informe exhaustivo sobre la crisis de derechos humanos en las Filipinas, en un plazo de un año[4]. La resolución se aprobó en reconocimiento de que las instituciones nacionales no han cumplido con su obligación de investigar y determinar responsabilidades ante los niveles abrumadores de abusos de los derechos humanos.

El sistema y las condiciones legales vigentes no han logrado implementar la investigación y la rendición de cuentas sobre los asesinatos extrajudiciales, y al mismo tiempo se recurre a «acrobacias legales» para perseguir a los líderes de la oposición, grupos de derechos humanos, organizaciones de los medios de comunicación y personas individuales, en un esfuerzo por silenciar cualquier crítica a las políticas contrarias a los derechos humanos implementadas por el gobierno. Algunos casos notorios incluyen la prisión de la senadora opositora Leila De Lima, que lleva en prisión más de 900 días, la destitución inconstitucional de la presidenta de la Corte Suprema de Justicia Lourdes Sereno y los múltiples cargos presentados y los posteriores arrestos sufridos por la periodista María Ressa.

Más recientemente, el Grupo de Investigación y Detección Criminal de la Policía Nacional de Filipinas presentó una denuncia por sedición contra la senadora de Akbayan Risa Hontiveros, presidenta de una de las organizaciones miembros fundadoras de SocDem Asia, que incluye también a la vicepresidenta Robredo y a otros 36 líderes de la oposición y la sociedad civil[5].

La Alianza Progresista y SocDem Asia exigen al gobierno de Filipinas que cese de inmediato la sangrienta «guerra contra las drogas», que rinda cuentas sobre los asesinatos masivos bajo la administración actual y que atienda los llamamientos de la comunidad internacional que piden la investigación eficaz de la crisis de derechos humanos actual.

La Alianza Progresista y SocDem Asia apoyan la resolución patrocinada por Islandia y aprobada por la Comisión de Derechos Humanos de la ONU, así como la resolución posterior de la ONU para la investigación de los abusos de derechos humanos en Filipinas.

La Alianza Progresista y SocDem Asia condenan las denuncias de sedición falsas contra la senadora de Akbayan Risa Hontivoros y otros líderes de la oposición y la sociedad civil como otro esfuerzo de paralizar a la oposición y silenciar las voces de quienes critican al gobierno.

La Alianza Progresista y SocDem Asia expresan su solidaridad con el pueblo filipino, especialmente con las personas afectadas por la guerra contra las drogas y la persecución política de Duterte, y se suman a la comunidad internacional para exigir esclarecimiento y justicia ante el empeoramiento de la crisis de derechos humanos en Filipinas.

[1] https://www.hrw.org/world‐report/2018/country-chapters/philippines

[2] https://www.rappler.com/newsbreak/iq/235775-why-iceland-led‐un‐resolution‐drug‐war‐killings‐philippines

[3] https://www.philstar.com/headlines/2019/07/30/1939189/philippines‐most‐dangerous‐land‐environment‐defenders-2018‐watchdog , https://www.rappler.com/nation/234659‐philippines‐one‐most‐dangerous‐places-civilians-think‐tank-findings , https://www.rappler.com/nation/191744-philippines-deadliest‐country-journalists‐asia-reporters-without‐borders‐2017‐report

[4] https://www.aljazeera.com/news/2019/07/approves-resolution‐probe‐duterte‐war-drugs‐190711111144270.html

[5] https://newsinfo.inquirer.net/1143721/hontiveros-on‐sedition-raps‐badly-written-telenovela

Resolución Filipinas