Mantente informado Suscríbete aquí
Israel y Palestina

BORRADOR RESOLUCIÓN: Por la salvaguardia de la solución de dos estados en Israel y Palestina

BORRADOR

La Convención de la Alianza Progresista, reunida en Estocolmo el 15 de noviembre de 2019, expresa su fuerte oposición a las medidas unilaterales que atentan contra la perspectiva de una solución de dos estados para el conflicto palestino-israelí y llama a todas las partes a retomar una vía de resolución pacífica y una vida de libertad y seguridad para todos los habitantes de Israel y Palestina.

La Alianza Progresista mantiene su firme compromiso con una solución de dos estados basada en las fronteras de 1967 y reafirma el derecho del pueblo palestino a la autodeterminación. Solo un estado palestino libre y viable, que incluya la Ribera Occidental, Jerusalén Oriental y la franja de Gaza, así como una solución justa para los refugiados palestinos basada en la resolución 194 de las Naciones Unidas, puede traer una paz duradera a este largo conflicto palestino-israelí. Las medidas unilaterales tomadas desde el exterior, como la decisión del presidente de los EE.UU. de trasladar la embajada estadounidense a Jerusalén o retirar la financiación al Organismo de Obras Públicas y Socorro de las Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en el Cercano Oriente (OOPS) afectan de forma negativa las condiciones para lograr una paz basada en el derecho internacional y los acuerdos internacionales en el marco de las resoluciones de las Naciones Unidas. Dichas medidas solo alientan a quienes se oponen a una solución justa y pacífica. Los anuncios efectuados por el primer ministro israelí Benjamín Netanyahu sobre planes para anexar el valle del Jordán constituyen una amenaza para el estado palestino y para el carácter democrático de Israel.

Consideramos necesario tomar medidas decisivas para preservar las perspectivas de una solución de dos estados. A fin de lograr un final para la situación actual inaceptable, la Alianza Progresista hace el siguiente llamamiento:

  • Para que todas las personas en Israel y Palestina puedan vivir en paz y seguridad, Israel debe poner fin a la ocupación y permitir que exista a su lado un estado palestino vital en la Ribera Occidental, Gaza y Jerusalén Oriental. Apoyamos la solución de dos estados y como principio el reconocimiento de la condición de Estado para Palestina.
  • Llamamos a todos los actores internacionales a cumplir de forma consecuente una política de diferenciación entre Israel propiamente dicho y los asentamientos israelíes en la Ribera Occidental y Jerusalén Oriental. Con el fin de fortalecer y reafirmar su compromiso con la solución de dos estados, y de acuerdo con la resolución 2334 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, la comunidad internacional debe trabajar de forma activa para que la solución de dos estados sea la única opción deseable para Israel, en oposición con la ocupación prolongada y la expansión de asentamientos.
  • Dado que los Estados Unidos han perdido mucha credibilidad como intermediario imparcial, exhortamos a la Unión Europea y a sus estados miembros, así como a Egipto y Jordania, a que asuman un rol más destacado para ayudar a finalizar la ocupación israelí de los territorios palestinos y para promover que las partes del conflicto negocien una paz duradera.
  • La división política entre la Ribera Occidental y la franja de Gaza es un obstáculo para el logro de una paz negociada con Israel. Alentamos a las partes respectivas a superar esa división y a recuperar la confianza en las instituciones gubernamentales comunes.
  • Llamamos a los líderes palestinos a volver a un proceso democrático y a instituir un liderazgo elegido democráticamente, mediante la realización de elecciones presidenciales y parlamentarias libres y justas. Y esperamos asimismo que la comunidad internacional respete el resultado de dichas elecciones libres y justas en Palestina.
  • Condenamos con dureza el bloqueo israelí a la franja de Gaza, que está causando una grave crisis humanitaria.
  • Exigimos que las autoridades de facto de la franja de Gaza se abstengan de promover acciones que puedan exacerbar el conflicto violento con Israel, y que las autoridades israelíes eviten el uso de fuerza letal y apliquen solamente las medidas mínimas y adecuadas para proteger sus fronteras.
  • Pedimos a todos los actores pertinentes que permitan al OOPS cumplir su mandato como organismo de ayuda humanitaria que proporciona servicios a millones de refugiados en los territorios palestinos y los países vecinos, y que reconozcan además que su tarea es esencial para el bienestar de los refugiados palestinos, en tanto no se logre una solución al conflicto palestino-israelí.
  • La Alianza Progresista apoya a todos los partidos y grupos sociales que defienden los valores universales y los derechos humanos. Deben cesar de inmediato todos los esfuerzos del gobierno israelí y las autoridades palestinas orientados a silenciar a las organizaciones no gubernamentales y a los defensores de los derechos humanos y a socavar su trabajo. Pedimos a todas las partes que defiendan el derecho de los pobladores a la libertad de expresión, circulación y asociación.
  • Expresamos nuestra solidaridad con todas las fuerzas progresistas de Israel, Palestina y Medio Orienta que buscan la paz y que trabajan para lograr una vida en libertad, justicia y solidaridad para todas las personas.
BORRADOR RESOLUCIÓN ISRAEL AND PALESTINE